Przeskocz do treści

Biografía

Cronología  Ι  Biografía  Ι  Oración  Ι  Publicaciones


El Siervo de Dios
Padre Anselmo de San Andrea Corsini OCD
Maciej Józef Gądek (1884-1969)
Fundator de la Congregación de las Hermanas Carmelitas del Niño Jesús

Nació el 24 de febrero de 1884 en Marszowice, en la parroquia de Niegowić, en la Arquidiócesis de Cracovia (Polonia). Desde el 1895 fue alumno interno del gimnasio que los Carmelitas Descalzos tenían en Wadowice. En 1901 en Czerna tomó el hábito carmelitano, y en el 1902 hizo la profesión. En el noviciado, fascinado de haber descubrierto que es „hijo de María”, se consagró totalmente a Ella. Tomada la decisión: „quiero ser santo”, fue fiel toda su vida. Los estudios teológicos hizo en Roma y allí el 25 de julio de 1907 recibió la Ordenación sacerdotal. Desde el 1909 al 1918 enseñó teología en Cracovia, Linz y Viena y fue maestro de los estudiantes de teología. Muy conocido en la actividad apostólica como director espiritual, predicador de Ejercicios Espirituales y predicador en general. En Cracovia organizó y dirigió la cofradía del Niño Jesús de Praga. En los años 1918-1920 fue prior en Wadowice, donde instituyó el Seminario Menor. En 1920 fue nombrado primer provincial de la restaurada Provincia Polaca de los Carmelitas Descalzos. Se esforzó por recuperar los conventos que habían sido suprimidos y celosamente se preocupó de la vida espiritual de las comunidades de los carmelitas.

En 1921, con la colaboración de la Sierva de Dios madre Teresa de San José (Janina Kierocińska 1885-1946), fundó la Congregación de las Hermanas Carmelitas del Niño Jesús, a la que trasmitió el carisma de la infancia espiritual según „el caminito” de Santa Teresa del Niño Jesús. Propagó, en aquel tiempo, en Polonia el culto y la doctrina de esta Santa.

Desde 1925 estuvo en Roma, donde le encargaron que organizara el Colegio Internacional Carmelitano „Teresianum”; en los años 1926-1945 fue su primer rector.

Desde el 1931-1947 desempeñó, también, el servicio de consejero general; le confiaron la visita en las distintas provincias de la Orden. El Papa Pío XI le nombró visitador apostólico de los seminarios en Polonia, de los colegios nacionales en Roma, y Pío XII lo nombró consultor de la Congregación de los Seminarios y Universidades Católicas (hoy, Sagrada Congregación para la Educación Católica).

Al regresar a Polonia en 1947 tres veces desempeñó el servicio de provincial. Siempre dió testimonio de ferviente vida sacerdotal y carmelitana, se preocupó de promover un nivel alto de vida espiritual en los hermanos y hermanas en el Carmelo; fue director espiritual de muchas personas consagradas y laicas, a las que condujo a la santidad. Se distinguió por el ardiente amor a Dios, lavoriosidad, paz interior, prudencia, humildad y simplicidad. Con amor paternal intuía las necesidades de los otros. Se preocupó, también, de la formación de la Congregación que él mismo fundó, preparó las Constituciones y dejó una rica herencia en sus escritos espirituales.

Los últimos l0 años de vida los pasó en el convento de los carmelitas de Lódź. No obstante la salud frágil y las experiencias interiores, hasta el final de su vida participó en los actos comu­nitarios, se dedicó al apostolado de la oración y del sufrimiento. Toda su vida fue un ejemplo constructivo de paciencia y fidelidad a la vocación camelitana. El secreto de su vida espiritual lo expresó en las palabras: „Toda la vida me ejercité en el amor al Niño Jesús”. Murió en olor de santidad el 15 de octubre de 1969. Sus restos, después de la exhumación, descansan en el atrio de la iglesia de los Carmelitas Descalzos en Lódź. El proceso de beatificación en la Arquidiócesis de Lódź se llevó a cabo en los años 2002-2008. El Acta del proceso ha sido entregada a la Congregación de las Causas de Canonización en Roma.